Cómo es el diseño del elemento de señalización perfecto: 4 aspectos a tener en cuenta

elementos de señalización

Cada elemento de señalización corresponde a un sistema de comunicación visual, un conjunto de señales que cumplen la función de guiar, orientar y organizar a las personas tanto en el interior como en el exterior de un espacio determinado.

La señalización corporativa parte del mismo objetivo, pero intentando transmitir la identidad de la marca, transmitiendo sus valores para poder generar un Brand Engagement con las personas.

Podemos encontrarnos elementos de señalización en todas partes: en el mobiliario urbano de espacios públicos, aeropuertos, espacios de estacionamiento, puentes, estaciones de gasolinera, hospitales, correos, sanitarios, restaurantes… Por ello, es importante adaptar el diseño y la información de cada elemento de señalización al espacio al que va dirigido.

Para empezar con el diseño del elemento de señalización perfecto, se debe hacer un estudio intensivo sobre dónde se plantea posicionar esta señalización, estudiando los planos de referencia. Posteriormente se presenta la organización de estos elementos y se determina el diseño de símbolos gráficos de fácil comprensión que compondrá el elemento de señalización. Es importante a la hora de diseñar estos elementos que sigan con la línea de la identidad visual corporativa.

Dado que la señalización debe convertirse en un lenguaje universal, su diseño debe ser sintético, preciso y atractivo. Para que una señal sea eficaz, debemos pensar primero en su capacidad de atracción, para cuando la atención del público haya sido atraída pueda cumplir con su objetivo principal de conseguir orientar al público para que llegue a su destino a través de su información clara y precisa.

El elemento de señalización se ha de fundir con el entorno en el que se coloca, sin modificarlo, pero posibilitando y dando información sobre su recorrido.

También es necesario que los elementos de señalización estén diseñados conforme a los valores y la imagen de marca, para poder posicionar y reforzar su identidad en el espacio. Por ello, para conseguir que los elementos de señalización sean corporativos y efectivos se debe determinar el diseño acorde a la marca, respetando siempre la identidad gráfica e iconográfica.

 

4 aspectos fundamentales a tener en cuenta al diseñar el perfecto elemento de señalización:

La tipografía:

  • Es esencial para su diseño tener en cuenta los siguientes elementos: legibilidad, las condiciones del espacio como iluminación, altura y distancia del elemento… Todo ello siguiendo las premisas de la identidad corporativa.
  • El carácter tipográfico de la señalización debe ser lineal y de trazo uniforme, con un diseño limpio y proporcionado.
  • Es importante también evitar el uso de abreviaturas.
  • Se deberá buscar la expresión verbal más corta y entendible.
  • El uso de minúsculas, facilitan la percepción más inmediata y más si usamos la primera mayúscula y el resto minúsculas.
  • La tipografía es un aspecto muy importante en este tipo de productos ya que influye de manera notable en el comportamiento de los usuarios. En este link explica la psicología de la tipografía y cómo influye en los productos que consumimos.
elementos de señalización

Pictograma

  • Debe tener significación unívoca.
  • Deber componerse de una unidad formal y estética.
  • Tiene que ser visible y resistente a la distancia.
  • El lenguaje que debe seguir se ha de basar en la abstracción aportando información de forma gráfica.
  • Hay que llegar a la síntesis mental del espectador. Es decir, a su memoria visual mostrando lo que es singular o característica.
  • Es importante que el mensaje sea claro.
  • Se han de usar formas sintéticas de rápida percepción, especialmente donde el paso es fugaz como en carreteras, autopistas, aeropuertos….
Señal baños GoLab

Las flechas

  • Muestran la dirección a seguir.
  • Suelen colocarse en un lateral del texto.
  • Si disponemos de un panel de señalización, lo correcto será agrupar las indicaciones que van a la misma dirección y posteriormente agrupar las que van en dirección contraria, para que la forma de lectura sea más fácil y clara.
VP Hoteles p1

Código cromático

  • Se ha de seleccionar un mínimo de colores.
  • La codificación de colores nos permitirá diferenciar e identificar los diferentes recorridos, servicios, zonas, departamentos…
  • Hay que tener en cuenta las connotaciones y factores psicológicos del color, además de su capacidad informática y el poder de recordabilidad del receptor.
  • Se ha de seleccionar los colores correctos que también estén integrados con los de nuestra identidad.
  • En la identidad corporativa consideramos el color por la asociación que tiene con la marca, pero en el caso de los elementos de señalización, además de la identidad con una marca, para la elección de los colores se ha de tener en cuenta las significaciones concretas y culturales o de sus habituales, así como su correcta visibilidad.
iberdrola 4

Todos estos aspectos son importantes a la hora de diseñar un elemento de señalización. Sobre todo, si queremos diseñar el elemento perfecto, que consiga llevar a los usuarios a su destino, así como transmitir los valores y la identidad visual de la marca.

La señalización cumple la función de facilitarnos la vida, muchas veces de forma discreta, pero siempre transmitiendo los valores de marca y siendo sencilla, precisa y clara para los usuarios.

Puedes ver ejemplos de elementos de señalización integrados con la identidad visual en proyectos como el de Campus Iberdrola o Imske.

Y en tu caso ¿Cuál es el elemento perfecto de señalización para tu empresa?

El arte de la señalética: guiar a través del diseño

señaletica

La función de ambas es ayudar a los individuos a identificar, regular y facilitar el acceso a los servicios requeridos en un entorno definido. Pero existe una diferencia entre los dos conceptos en cuanto al ámbito de actuación: la señalización utiliza un lenguaje común y regulado independientemente del lugar donde se aplique, mientras que la señalética se adapta al espacio donde se va a aplicar.

La señalética ha ido cambiando a lo largo del tiempo adaptándose a las tendencias y materiales del momento, pero siempre persiguiendo un mismo objetivo: ser clara e identificable para hacernos la vida más sencilla, consiguiendo que lleguemos a nuestro destino final de forma fácil y guiada.

Como cualquier actividad, la señalética también persigue las últimas tendencias tecnológicas creando productos innovadores. En los últimos años está cobrando mucho peso la señalización digital. Este tipo de señalización tiene algunas ventajas con respecto a la tradicional, pero mejor dejamos este tema para un dedicarle un post completo más adelante. 

Ahora, responde a esta pregunta: ¿Cuántas veces has llegado a un espacio que no conoces y, sin tener ni idea has aparecido donde necesitabas llegar? Muchas… ¿Verdad? Bien, esto es gracias a los elementos de señalética que nos encontramos cada día en diferentes espacios y ámbitos, tenemos tan interiorizada su existencia que los seguimos prácticamente de manera inconsciente. Ese es el arte de una buena señalética y señalización.

Señalética y diseño gráfico

Como no podía ser de otra manera y siempre defendemos, el diseño tiene un papel crucial en nuestras vidas. En este caso, detrás de cada elemento de señalética hay un enorme trabajo de diseño gráfico, cuyo único objetivo es facilitar el acceso rápido y seguro en nuestros desplazamientos por cualquier tipo de espacio.

La señalética consigue que tanto la cualidad estética del diseño como la funcional se mezclen para conseguir el mejor resultado. El éxito se encuentra en diferenciarse con el diseño de los elementos y que estos sean claramente comprensibles para los usuarios a los que va dirigido.

3 aspectos clave de una buena señalética:

  • Sencillez
  • Precisión
  • Claridad

Teniendo en cuenta estos aspectos, se deben de crear elementos llamativos que capten la atención de todos los usuarios.

Igual que al diseño, la señalética está muy vinculada a la imagen de cada marca, ya que refuerza la imagen de la empresa y ayuda a comunicar los valores de la marca. Por ello, es importante que detrás de esa señalética haya un cuidado trabajo de diseño gráfico y funcional, ya que se debe de adaptar tanto al espacio como a los requerimientos de la marca.

Proyecto de señalización en la Sede del Banco Santander.

4 consejos para tener en cuenta a la hora de diseñar una pieza de señalética:

  1. Lo primero a tener en cuenta en el diseño de estos elementos es la capacidad de atracción, los usuarios deben de percibir las guías de manera que no necesiten estar atentos, sino que les lleguen las indicaciones sin tener que pararse a pensar en ello. El principal objetivo consiste en poder captar un mensaje de forma rápida y sin interferencias.
  2. Hay que cuidar mucho la tipografía y los colores que se van a emplear, así como la longitud del mensaje que se quiere dar. Deben de ir acordes los unos con los otros, además de ser coherentes con la imagen corporativa del espacio.
  3. Muy importante la elección de los materiales con los que se va a trabajar. Se deben de adaptar a la perfección con el espacio, tanto en ubicación interior o exterior, como el paramento sobre los que se van a colocar.
  4. Debemos tener muy claro el tipo de público que accede al espacio que vamos a señalizar, pues la simbología puede variar dependiendo a quien vaya dirigida y es muy importante que sea fácilmente comprendida por los usuarios.

Ahora que ya conoces la importancia de la señalética en nuestras vidas, así como su diseño para conseguir que los elementos que la componen sean comprensibles y funcionales, imagina cómo puedes aplicarlos a tus espacios, para conseguir, por un lado, hacerles la vida más fácil a los usuarios y así mejorar su experiencia, y por otro lado, para transmitir los valores de la marca.

Logopost Favicon
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Saber más.