¿Cómo integrar las 3R dentro del diseño?

3R Diseño

¿Qué son las 3R?

Una de las grandes preocupaciones actuales, tanto para las personas como para las organizaciones, es la preservación del medio ambiente. Por ello, se está incitando a acciones diarias sencillas que consiguen minimizar el impacto y el daño causado al planeta por los altos niveles de emisión.

Por ejemplo, como forma de promover la no generación y gestión responsable de residuos, ha surgido los principios de las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar, los cuales integramos en nuestro día a día para ser más sostenibles. La filosofía de estos tres principios junto con la adopción de nuevos patrones sostenibles se han promovido como una forma de proteger los recursos naturales y minimizar los desperdicios.

Las 3R también son conocidas como ‘’las tres erres de la ecología’’, que buscan concienciar a la población de cómo pequeños cambios marcan la diferencia. 

Por otro lado, mucha gente va más allá y considera que las 3R no son suficientes para conseguir le objetivo de reducción de emisiones. Por ello incorporan 4 valores más y haciendo así los principios de las 7R:

  • Rediseñar.
  • Reducir.
  • Reutilizar.
  • Reparar.
  • Renovar.
  • Recuperar.
  • Reciclar.
3R Diseño

Aplicar las 3R en las organizaciones

Como hemos comentado antes, las 3R pueden aplicarse tanto a nivel personal como organizacional. Una empresa que apueste por la estrategia de las 3R está apostando por un modelo basado en la protección del medio ambiente. Es importante aplicar esta estrategia para gestionar los trabajos de una compañía durante la actividad propiamente de esta, como de los trabajos complementarios. Es decir, se puede aplicar esta regla tanto en los procesos productivos como en los trabajos diarios de oficina.

 

Los beneficios que obtiene una organización mediante la reducción, reutilización y reciclaje de residuos son básicamente las misas que obtiene un hogar. Sin embargo, podemos decir que en algunos aspectos repercute de manera más positiva para la empresa, ya que supone una eficiencia que aporta mucho valor para la competitividad de la compañía.

Es importante aplicar el principio de las 3R en todos los procesos y departamentos de la organización, sobre todo en el proceso de diseño y estrategia, ya que son decisivos a la hora de elegir la procedencia de los materiales así como de determinar el ciclo de vida del producto.

 

3R Diseño

Aplicación de las 3R en el diseño

Las nuevas tendencias apuntan hacia un diseño más eficiente, capaz de dar una nueva vida a cualquier producto, dotando estos productos de una nueva funcionalidad y mejorándolos gracias a la creatividad. El objetivo es conseguir que los productos sean más interesantes, atractivos y personales.

Cada vez se valoran más los productos que han tenido una segunda vida porque les da un valor añadido. La reencarnación de los productos consiste en estudiar el diseño sostenible de los productos, relacionándolo con el ciclo de vida e intentando que el recorrido no termine en su vida útil.

Por ello, podemos decir que el diseño sostenible de un producto aplicando las 3R conjuga el presente respondiendo una necesidad actual, pero sobre todo orienta al futuro. Gracias a este tipo de razonamientos, se dice que la era del futuro es la era de los nuevos principios de las 3R.

El diseño de producto debe ir enfocado hacia un diseño de producto circular y sostenible. Por lo que aplicar las 3R del diseño es asegurarse que estás optimizando tu tiempo y creando coherencia a través de todo el proyecto.

 

Por lo tanto, ¿Cómo podemos aplicar cada R en el diseño?

1. Reducir.

Se trata de simplificar el consumo de los productos directos. Es decir, todo aquello que se compra y se consume, ya que esto tiene una relación directa con los desperdicios. Reutilizar distintos tipos de materias que se pueden generar de forma habitual en empresas, hogares u otros lugares concretos. 

Con este principio  minimizamos la huella ecológica, generando menos residuos y minimizando nuestro consumo, tanto en el ámbito energético como en el de bienes naturales.

Visto desde el diseño de producto, implica poder buscar nuevas vías para minimizar los recursos (materiales, energía…) desde el principio de la actividad hasta que estos productos están en manos de consumidor. 

  •  Utilizar solo material y elementos necesarios.
  • Si hay que comprar, comprar productos de calidad, duraderos.
  • Uso de un sistema de control de residuos y uso de tecnologías BIM en el proceso de diseño y construcción.
  • Dar preferencia a los productos locales, contribuyendo a la economía del entorno inmediato y evitando el exceso de embalaje que trae consigo el trasporte a grandes distancias, disminuyendo al mismo tiempo las emisiones CO2. 

2. Reutilizar.

     Poder volver a dar uso de productos que compramos, dándoles una nueva vida. Hay que tratar de darles la mayor utilidad posible antes de deshacernos de ellas, dado que así disminuimos el volumen de basura, porque pueden cumplir otras funciones o cubrir otras necesidades.

  •  Utilizar otros productos o materiales ya existentes para diseñar el nuevo. 
  • Diseñar un producto para que posteriormente pueda cumplir otra función, dándole así un nuevo uso y alargando su vida.
  • Diseñar productos con energías recargables, evitando su reposición de manera continua.

3. Reciclar.

    Convertir un producto en otro nuevo, sometiendo a los materiales a un proceso por el cual luego se puedan volver a utilizar, reduciendo de manera significativa el uso de nuevos materiales. Está en nuestra mano separar los desechos que generamos y depositarlos en la basura que corresponda.

 

  •  Diseñar productos con materiales reciclados.
  • Previsión y diseño de producto que degenere en un residuo 100% reciclables.

    Por otro lado, en el artículo de BBVA se habla de una 4R imprescindible para la estrategia de las organizaciones que es la de ‘Recuperar’. Hace referencia a que todo aquello que pueda ser una materia prima debe recuperarse. A la hora de diseñar, esta es la R más orientada al proceso industrial.

 

pexels sarah chai 7262892

En Logopost estamos comprometidos en la integración de los principios de las 3R en todos nuestros procesos, consiguiendo así poder ayudar al medio ambiente.

Sabemos que el diseño es una rama muy importante y decisiva para poder cumplir con objetivos sostenibles. Es más, el diseño ecológico (o como muchos conocen, el ecodiseño), tiene como objetivo reducir el impacto ambiental negativo durante el ciclo de vida del producto, velando siempre por la calidad del producto o servicio.  

Y tú, ¿utilizas el principio de las 3R en tu día a día?

 

¿Qué es el diseño sostenible y qué ventajas tiene?

Diseño Sostenible

Como todos sabemos, la tendencia de la sostenibilidad ha venido para quedarse, convirtiéndose en una forma de vida. Entendemos la sostenibilidad como la disciplina que intenta satisfacer las necesidades de la actual generación sin sacrificar las futuras generaciones.

Actualmente, todas las organizaciones apostamos por acciones más sostenibles, adaptando nuestras propuestas de valor y actividad a acciones que consigan preservar y cuidar al medio ambiente.

El área del diseño no se queda atrás. En los tiempos que corren, los diseñadores tienen un papel fundamental para poder diseñar productos y servicios lo más sostenibles posibles. 

Conocemos el diseño sostenible como una metodología del diseño cuyo principal objetivo es la sostenibilidad, para el diseño de productos físicos de acuerdo con los principios sostenibles tanto en el área económica, social como ecológica.

El diseño sostenible empieza a tomar relevancia en los 80, cuando Organización de las Naciones Unidas creó la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo y, desde entonces, busca el desarrollo armónico y equilibrado a lo largo del tiempo, pensando tanto en el futuro como en el presente y siempre sigue la siguiente filosofía:

El desarrollo del diseño sostenible significa un consumo responsable.

El diseño sostenible se basa en tres pilares fundamentales o como mucha gente conoce, las tres R:

  • Reducir.
  • Reutilizar.
  • Reciclar.

La filosofía del diseño sostenible abarca tanto los productos pequeños de uso diario como el diseño de edificios y grandes espacios como ciudades:

  • Viviendas.
  • Agricultura.
  • Infraestructuras.
  • Maquinaria doméstica (automóviles, electrodomésticos).
  • Productos desechables.

Principales claves del Diseño Sostenible

Las seis claves para diseñar de forma ética y responsable son las siguientes:

  1. Reconocer la labor de otros profesionales.
  2. Aplicar el pensamiento circular y tener en cuenta todo el ciclo de vida de un producto o servicio.
  3. Pensar globalmente, actuar de manera local.
  4. Elecciones responsables durante el proceso de diseño (tintas responsables con el medio ambiente, materiales coherentes con la forma de pensar de la empresa…).
  5. Reducir la producción masiva.
  6. Generar conversación.

Son infinitas las ventajas que el diseño sostenible tiene frente al diseño convencional, aquí os dejamos unas de las más importantes para nosotros:

  • Previsión de cuestiones medioambientales en el proceso gráfico.
  • Aumentar el ciclo de vida del producto no solo en durabilidad sino también en utilidad.
  • Reducción de costes energéticos y de materiales.
  • Aprovechar el impulso de la conciencia medioambiental y estar en sintonía con una sociedad que empatiza con esos términos.
  • Innovación y desarrollo de nuevos productos y/o servicios.
  • Menos cantidad de residuos a eliminar.

Podemos ver un claro ejemplo del diseño sostenible en la sede que diseñamos e instalamos de Caixa Popular, en la que el eje principal del proyecto se basó en la sostenibilidad y la innovación. 

En la cara principal del edificio creó una fachada ventilada para un mejor aislamiento térmico, utilizando materiales sostenibles como el Krion K-Life y cristal.

El resultado es un edificio moderno y atemporal, con un enfoque sostenible, innovador y corporativo.

diseño sostenible

¿Cuál es la diferencia entre diseño sostenible y ecodiseño?

El diseño sostenible tiene en cuenta todo el ciclo de vida del producto o servicio, contemplando otros conceptos más allá del medio ambiente como son los recursos humanos, el desarrollo local o el comercio justo.

Por otro lado, el diseño ecológico (o como muchos conocen, el ecodiseño), tiene como objetivo reducir el impacto ambiental negativo durante el ciclo de vida del producto velando siempre por la calidad del producto o servicio. 

Es decir, el ecodiseño se centra en intentar conseguir los mismos resultados mediante la reducción de impactos medioambientales que puedan producir nuestra actividad. Por ello, el diseño juega un papel muy importante para el medio ambiente, ya que todo el proceso productivo parte de la fase de creación o diseño.

Se trata por tanto de una filosofía aplicable a cualquier producto o servicio. Su fin es reducir el consumo de energía, agua, materias primas… desde la búsqueda de materiales para producir el producto hasta el reciclaje de este, pasando por la fabricación, el transporte, la distribución, el embalaje, uso, reparación, reciclado y reutilización.

Podemos ver un claro ejemplo de diseño sostenible en los desodorantes Fussy, la nueva generación de desodorantes diseñados por el estudio Blond en Londres. Los desodorantes están diseñados con plástico reciclado y es un producto reutilizable, ya que una vez se agota el bloque se puede insertar otro, para ayudar a minimizar el desperdicio de residuos.  

producto diseño sostenible

Podemos ver también un ejemplo de ecodiseño con el diseño de packaging Cavallum, una combinación de materiales sostenibles e innovación, un producto que se puede reciclar y reutilizar. Se trata del envoltorio de una botella de cava, hecha con madera, que una vez la abres y retiras la botella el envoltorio puede convertirse en una lámpara con un diseño muy estético. 

 

Diseño Sostenible

Este producto destaca por los siguientes puntos:

  • Packaging con segunda vida: 70% de la caja se convierte en un nuevo producto: una lámpara de mesa.
  • Optimización de recursos naturales, materiales y procesos de producción.
  • Madera certificada, de proximidad y de repoblación controlada.
  • Cartón 100% reciclado y reciclable.
  • Pegamento y tinta a base de agua.
  • Asa en algodón 100% natural.
  • Diseñado y fabricado en España.
  • Materiales compatibles para facilitar su reciclabilidad.
  •  Durable.
  •  Atemporal
  • 95% de sus componentes son 100% biodegradable.
  • Libre de tóxicos.

Está considerado como un producto pionero, 100% cíclico, que no apela únicamente a la funcionalidad sino también a la emoción y experiencia, siempre contemporáneo, con gran transformación social ya que Cavallum fomenta la sostenibilidad a través de la creatividad para promover una nueva forma de pensar y actuar de las personas.

Compromiso con el Diseño Sostenible

Todas las marcas han de estar concienciadas y comprometidas con la sostenibilidad, integrando este concepto en todos sus procesos y en toda su actividad, prioritariamente en el diseño. Cada vez más, los consumidores exigen que todas las empresas cumplan acciones sostenibles y demandan productos que así lo sean.

La sostenibilidad está integrada dentro de los valores de Logopost, por lo que todos los diseños y los procesos los intentamos hacer de la forma más sostenible posible. 

Entendemos la sostenibilidad como un equilibrio basado en el bienestar de las personas que intervienen en nuestra actividad diaria, en una cultura del diseño que prioriza la calidad y durabilidad de sus soluciones y en la responsabilidad de contribuir y revitalizar nuestra economía local y nacional.

En el ámbito social, priorizamos el bienestar de todas las personas que intervienen en nuestros procesos de diseño, desde nuestros empleados, proveedores y clientes. Creemos que un buen ambiente de trabajo está impregnado en el éxito de nuestros productos y servicios.

Y tú, ¿Ya utilizas el diseño sostenible dentro de tu organización?

Día Mundial del Ahorro Energético: iluminación led

environmental conservation in the garden for children scaled

La sostenibilidad ambiental es una de las mayores preocupaciones de la sociedad actual y es por ello por lo que hemos elegido este día para hablar de la iluminación con tecnología LED.

Las luminarias con tecnología LED son las de mayor eficiencia energética. Este consumo eficiente de energía da como resultado un ahorro en costes energéticos, así como una reducción de la huella de carbono. Actualmente existe una amplia gama en el mercado con pastillas de muy alta eficiencia superior a los 120 lúmenes/w, con grados de protección IP67 y ópticas con apertura de 170º.

El sector de la rotulación fue pionero en la utilización de esta tecnología, por delante de la iluminación industrial y doméstica y hace ya varios años que esta tecnología ha desbancado completamente al fluorescente por varias razones:

  • Mínimo consumo.
  • Reducción de gastos de mantenimiento.
  • Durabilidad.
  • Amplia gama de temperatura de color.
  • Flexibilidad de implementación.
  • Reducción del impacto ambiental y de las emisiones de CO2.

En Logopost empezamos a incorporar esta tecnología en todos nuestros productos en los años 2008-2009. Comenzamos con los primeros leds String de Philips, los inicios fueron algo complicados, los módulos eran muy costosos y con ópticas muy rudimentarias. Durante los años posteriores, sobre 2011, se produjo la verdadera revolución, aparecieron módulos con buenas ópticas que permitían su integración en rótulos sin marcado frontal y los costes paulatinamente fueron ajustándose hasta permitir una clara ventaja de amortización frente a los tubos fluorescentes.

Hoy en día, nuestro compromiso con el ahorro energético ha evolucionado y va más allá de la propia iluminación de nuestros productos. Apostamos por un modelo integral que involucra a todos los agentes que intervienen en nuestros procesos productivos; partiendo desde el consumo de energía fotovoltaica (parcial) en nuestra sede a través de placas solares, un plan de movilidad sostenible basada en la proximidad de nuestros proveedores locales junto con la flota de vehículos comerciales híbridos, apuesta por materiales y procesos de fabricación eficientes y respetuosos con el medio ambiente y el cambio de compañía suministradora de energía que nos garantiza su origen 100 % de energía renovable.

Captura

La celebración de este día es una buena ocasión para reflexionar sobre nuestros hábitos de consumo de energía y aportar nuestro granito de arena a la construcción de un mundo más sostenible. Es importante hacer un uso racional de la energía y concienciar a la población tanto de los beneficios que nos da como de sus límites.

En Logopost toda acción suma para reducir nuestra huella de carbono.

#juntosloconseguiremos

Logopost Favicon
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Saber más.