Smart Buildings: el futuro de los edificios corporativos

La conversación sobre los Smart Buildings está en boca de los perfiles ejecutivos de las empresas más innovadoras, pero todavía son pocos los directivos conscientes del alcance real de estos. En el caso de los responsables de obras o de tecnología es especialmente importante que lo entiendan para poder sacar el máximo partido a la tecnología aplicada a los edificios.

Los edificios inteligentes se caracterizan por ser estructuras equipadas con tecnologías avanzadas que controlan y aseguran la energía, el confort, el acceso y la vigilancia de los espacios que la tienen. Y es por ello que todos los profesionales que de una u otra forma están involucrados en el desarrollo, construcción y gestión de edificaciones, comprendan la importancia y el impacto tan significativo que tienen estos edificios.

En este artículo hemos resumido la esencia de estas tecnologías y sus beneficios para quienes buscan mejorar no solo la infraestructura física, sino también la experiencia y conectividad en los espacios que habitamos y en los que trabajamos.

¿Qué tecnologías encontramos actualmente aplicadas a los smart buildings?

Obviamente, las distintas tecnologías evolucionan constantemente y es difícil hacer un listado exhaustivo de las mismas, pero estas son el tipo de tecnologías más destacadas en la actualidad. 

Smart Lighting o iluminación inteligente: se refiere a los sistemas de iluminación que utilizan tecnología avanzada para mejorar la eficiencia energética y la gestión general de la iluminación. Tienen ventajas como la posibilidad de programar la iluminación, o la capacidad de aprovechar la luz natural que hay y combinarla con luz artificial que se regula automáticamente.

Smart HVAC o climatización inteligente: la calefacción y el aire acondicionado incluyen sensores térmicos que detectan diferencias de temperatura y ajustan la configuración del calor o el frío. En cuanto a la ventilación, existen sensores de CO2 que detectan niveles peligrosos y los contrarrestan con el aumento del suministro de aire fresco.

Muebles IoT: son elementos de mobiliario que incorporan tecnología para mejorar la funcionalidad, la eficiencia y la experiencia del usuario. Por ejemplo, las sillas con sensores de postura para promover la ergonomía y la salud del usuario, mesas que integran pantallas táctiles y funciones interactivas para presentaciones, o sistemas de almacenamiento inteligente con sensores de inventario para rastrear el contenido.

Sistemas de reserva inteligentes: son plataformas tecnológicas diseñadas para facilitar la gestión eficiente y flexible de los espacios dentro de una estructura. Estos sistemas permiten a los usuarios reservar y utilizar diversos recursos, como salas de reuniones, escritorios, espacios de trabajo compartido y otros servicios, de una manera sencilla y accesible para todos.

A modo de ejemplo, en Logopost, hemos desarrollado un sistema de gestión de espacios llamada ETRIN, una tecnología que sirve para el control de espacios y que funciona gracias a sensores que analizan la superficie y utilizan algoritmos de la IA. La monitorización de espacios en tiempo real ayuda a mejorar la eficiencia y la productividad. Los usuarios pueden ubicar rápidamente los espacios libres y conocer el aforo de la sala, se puede visualizar el tiempo que lleva reservado cada puesto, incentivando un uso eficiente, etc.

Captura de pantalla 33 1

Nuevas tecnologías que pueden revolucionar los smart buildings

Además de las tecnologías más utilizadas actualmente en los edificios, existen tecnologías emergentes cuya promesa es llevar a su máxima esencia el concepto de ‘’smart’’. Entre ellas, queremos destacar estas dos:

IA generativa: se refiere a la aplicación de algoritmos y modelos de inteligencia artificial que pueden crear, diseñar o generar automáticamente nuevos elementos o configuraciones en el entorno construido. Las tecnologías existentes tienen una conexión natural con la IA. Todo empieza con sensores que colectan datos de los que luego la IA puede ir aprendiendo para tomar decisiones complejas y, sobre todo, resolver problemas de forma inteligente.

Encriptación homomórfica: esta técnica permite realizar operaciones en datos cifrados sin necesidad de descifrarlos primero. Puede ser aplicada a datos sensibles, como información de seguridad, configuraciones de sistemas, o datos de monitoreo ambiental.

Es una tecnología especialmente valiosa para ofertas de SaaS, ya que garantizan la protección y la privacidad de los datos entre proveedores de análisis y procesamiento de datos de terceros.

¿Qué beneficios ofrecen estas tecnologías?

Los beneficios de las tecnologías aplicadas a los edificios son múltiples y van desde la eficiencia hasta la mejora de la experiencia de los empleados. Os dejamos aquí los que consideramos como principales beneficios de este tipo de tecnologías: 

1. Ahorro. La tecnología que impulsa los smart buildings aprovecha la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para mejorar y optimizar el uso de los recursos.  Puede ayudar a reducir el consumo de energía de los sistemas de calefacción, ventilación y eléctricos, alineando las preferencias y los horarios del edificio. 

Los costos de mantenimiento de este, también se pueden minimizar a través de enfoques de mantenimiento inteligente, gracias a los datos de los sensores y de los algoritmos basados en software que ayudan a identificar fallos con el menor costo de reparación y antes de que puedan convertirse en gastos importantes.

2.   Reducción del impacto ambiental gracias al análisis de las condiciones ambientales tanto del interior como del exterior y el comportamiento de las personas que lo ocupan, se consigue optimizar el consumo de energía y agua y reducir las emisiones, con el consecuente impacto ambiental positivo. 

3 Comodidad y bienestar de las personas (empleados y clientes) debido a la automatización de los sistemas de iluminación, temperatura, humedad y otros parámetros. También gracias a la personalización de los ajustes de control.

4 Seguridad. Ayudan a proteger a los ocupantes con la supervisión y automatización continuas de los puntos de acceso y el uso de cámaras de vigilancia y sistemas de alarma. 

5.  Conectividad. Integran tecnologías IoT (internet de las cosas) para recopilar datos y mejorar la toma de decisiones.

6 Capacidades de integración gracias a las cuales no es necesario construir o trasladarse a un nuevo sitio para beneficiarse de la tecnología inteligente. Estas se pueden integrar en cualquier tipo de edificio, aunque sea antiguo.

La colaboración será fundamental

Los smart buildings representan una evolución en la forma en que diseñamos, construimos y gestionamos nuestros entornos, mejorando la calidad de vida y contribuyendo a un futuro más sostenible.

La colaboración temprana entre los responsables de obras y los expertos en tecnologías inteligentes será esencial para garantizar efectividad y maximizar las ventajas. Además, la capacidad de integrar estas tecnologías en edificios convencionales ya existentes amplía su accesibilidad y lleva a una mejor adopción de estos.           

Te puede interesar

Logopost Favicon
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Saber más.